Suflés de queso de cabra. Hoy te ofrecemos una receta para que la hagas de primer plato en alguna ocasión especial. Te aseguro que sorprenderás a tus comensales y quedarás muy bien ya que el suflé es un plato que mucha gente no se atreve a hacer. Sigue la receta paso a paso, verás cómo te sale y te llena de satisfacción.

El suflé es un plato de origen Francés que su traducción sería “soplar”,  ya que usa claras a punto de nieve que hace que la mezcla suba mucho, como si se soplaría del interior hacia fuera y la hace crecer. Un suflé se puede hacer dulce o salado, en esta ocasión te ofrecemos uno salado que te puede servir de base para que hagas tu preferido.

Básicamente, un buen suflé está formado por una salsa bechamel, claras de huevo batidas a punto de nieve y algún ingrediente más. Las claras son las que hacen que este plato sea tan ligero y duplique su tamaño en el horno. La salsa bechamel y el queso de cabra son los que aportan el sabor.

Ingredientes para hacer el suflé de queso de cabra

250 mililitros de leche

100 gramos de queso de cabra

3 huevos

25 gramos de mantequilla

30 gramos de harina

2 cucharas de cebolleta

pimienta

sal

Ingredientes para los suflés

Ingredientes para los suflés

Elaboración de los suflés de queso de cabra

Para hacer la bechamel ponemos en un cazo la mantequilla, cuando se derrita añadimos las dos cucharas de harina y mezclamos muy bien hasta que se integre.

Separamos el cazo del fuego, ponemos un poco de leche y seguimos mezclando.

Hacemos la bechamel

Hacemos la bechamel

Ponemos el resto de la leche y volvemos el cazo al fuego. Seguimos mezclando sin parar hasta que la bechamel espese. Estos pasos los verás bien en el vídeo que te dejaré al final.

Separamos las yemas de las claras de los 3 huevos.

Ya espesa la bechamel la retiramos del fuego y ponemos en un bol. Incorporamos el queso de cabra, las yemas de los tres huevos, la cebolleta, sal y pimienta recién molida.

Mezclamos bien para que se funda el queso con la calor de la salsa y quede todo integrado.

Incorporamos el queso de cabra a la bechamel

Incorporamos el queso de cabra a la bechamel

Montamos las claras a punto de nieve.

Ya las claras montadas a punto de nieve, las vamos añadiendo a la mezcla poco a poco. Mezclando con suavidad haciendo movimientos envolventes hasta que quede una mezcla uniforme.

Untamos los moldes con mantequilla.

Llenamos los moldes (no los llenes hasta arriba) y los metemos al horno a 200º  15 minutos , hasta que veamos que hayan crecido y empiecen a dorarse por arriba . (farenheit 400 – gas 6)

Llenamos los moldes

Llenamos los moldes

Tradicionalmente los suflés se hacen en moldes cerámicos. Lo puedes hacer en un molde grande y moldes individuales. Lo dejo a tu elección.

Sacamos los suflés del horno y servimos inmediatamente.

¡Qué rico suflé!

¡Qué rico suflé!

Nota. Cualquiera puede hacer un buen suflé. Pero ten en cuenta que los suflés bajan al poco tiempo de sacarlos del horno, así que tienes que servirlos recién sacados del horno.

Para que veas la elaboración con más detalle te dejamos también la receta en el siguiente vídeo.

Deseo que te guste esta receta de suflés de queso de cabra tanto como a mi y la hagas en casa en cualquier ocasión. Ya me contarás que te parece.

COMPARTE esta receta en tus redes sociales, tienes el cuadro para compartir al final de la receta.

Si ves vídeos en Youtube  SUSCRÍBETE a mi canal AQUÍ, es GRATIS y verás mis recetas antes que nadie.

Puedes seguirme en  Facebook    Google +  Twitter   Pinterest