Croquetas de pollo. Hoy te traemos una receta de “abuela”, que saben aprovechar los alimentos sin desperdiciar nada, como nadie. Lo más común cuando se hace un pollo asado en casa es que sobre, pues bien, con esa carne de pollo que sobra podemos hacer lo que haría cualquier abuela, unas deliciosas croquetas de pollo. Toma nota de esta receta, te gustará.

La croqueta como tal parece proceder de Francia, aunque es en España donde más se hacen y casi podríamos decir que se han convertido en plato nacional. No hay madre que no tenga su receta y aunque la receta de hoy la podemos llamar “receta de aprovechamiento” hoy en día hay cientos de variantes.

Nuestra receta de croquetas de hoy está destinada al pollo que nos sobra, así aprovechamos la carne de la mejor manera posible. Pero si no te sobra las podemos hacer igual, con una pechuga o unos muslos pasándolos un poco por la sartén. De una forma u otra, vas a hacer unas estupendas croquetas para contentar a la familia, así que vamos al lío.

Ingredientes para hacer las croquetas de pollo

125 gramos de pollo (Puedes usar los restos de pollo asado si te sobró, usar carne de pollo cocida en agua unos minutos o carne de pollo salteada un poco en la sartén hasta que pierda el color a crudo. Un contramuslo, una pechuga pequeña o un muslo pequeño)

250 mililitros de leche (1 taza aprox)

50 gramos de mantequilla (1/4 de taza)

70 gramos de harina (media taza)

Pimienta recién molida

Sal

Para empanar las croquetas

un huevo

pan rallado

aceite de oliva suave (para freírlas)

Croquetas por dentro

Croquetas por dentro

Elaboración de las croquetas de pollo

Ponemos al fuego un cazo con la mantequilla.

Cuando se derrita la mantequilla añadimos la harina y mezclamos muy bien con las varillas.

Añadimos la leche poco a poco, sin dejar de mezclar para que no se hagan grumos.

Ponemos un poco de pimienta recién molida y una pizquita de sal.

Seguimos mezclando con las varillas en todo momento a fuego suave, cuando veamos que la mezcla quiere separarse del cazo y se pega a las varillas, es el momento de añadir el pollo desmigado. Seguimos mezclando para que el pollo se reparta por la mezcla y retiramos cuando veamos que la masa se separa del cazo.

Ponemos la mezcla en un plato llano y las extendemos bien en el plato. La dejamos enfriar un rato, tapamos la mezcla con papel film y la metemos al frigorífico unas dos horas para que la masa endurezca.

Masa de croquetas

Masa de croquetas

Ya con la masa fría, después de pasar unas horas en la nevera nos disponemos a hacer las croquetas. Conviene sacar la masa de la nevera una hora antes de formarlas.

Ponemos en un plato el pan rallado, en otro en huevo batido y en la sartén aceite de oliva.

Con la ayuda de dos cucharas vamos cogiendo masa del plato y formando las croquetas. Las pasamos por huevo batido y por el pan rallado. Cuando el aceite esté caliente las vamos friendo. Este punto lo verás bien en el vídeo que te dejamos más abajo.

Formamos las croquetas

Formamos las croquetas

Las freímos a fuego suave y cuando se doren les damos la vuelta. Ya doradas las sacamos a papel absorbente antes de emplatar.

Freímos las croquetas

Freímos las croquetas

Las ponemos en una fuente o plato y servimos. Tómalas calientes o templadas.

En el siguiente vídeo verás cómo las hicimos paso a paso, así no te perderás ningún detalle de esta receta.

Deseo que te guste esta receta de croquetas de pollo tanto como a mi y la hagas en casa en cualquier ocasión. Ya me contarás que te parece.

Otra receta de croquetas de nuestro blog: De jamón serrano

COMPARTE esta receta en tus redes sociales, tienes el cuadro para compartir al final de la receta.

Si ves vídeos en Youtube  SUSCRÍBETE a mi canal AQUÍ, es GRATIS y verás mis recetas antes que nadie.

Puedes seguirme en  Facebook    Google +  Twitter   Pinterest

Croquetas de pollo. Emplatado

Croquetas de pollo. Emplatado